Ir al contenido principal

MCyP: “Mapa de los horrores urbanísticos” de Madrid





Buenas y gélidas tardes desde nuestro Madrid del alma :)

Otro día más que hemos amanecido tiritando, en el centro de la ciudad tenemos 3,5º de temperatura, 43 % de humedad y un viento del Norte súper molesto que hace que la sensación térmica sea más gélida aún de 15 km/h con rachas de hasta ¡50 km/h! cuidado con macetas y tiestos en balcones y alféizares, no sea que algúno se caiga y cause alguna desgracia.

Según los datos de la Aemet, a lo largo del día el termómetro no sobrepasará los 7º, dependiendo de las zonas, ya sabemos que en la Ciudad Universitaria hay uno o dos grados menos.

El Sol se nos marchará “con viento fresco” del Norte a las 18.35 horas, y la Luna, que fue llena ayer, comienza a menguarse y está al 98,96 % de luminosidad. Parce llena, pero no lo es.

Comenzamos Prensa y Libros con alegría y simpatía:

Ayer, la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, presentó en el Ateneo lo que ellos han bautizado, muy acertadamente, «el mapa de los horrores urbanísticos»: Operación Calderón, cocheras del metro de Cuatro Caminos... y así, hasta contabilizar siete horrores.

Pa’mí que se han quedado cortos, echo en falta lo que se va a construir junto a la Nave de Motores, en Pacífico y, si nos descuidamos, el frontón Beti Jai...

El ABC nos lo cuenta en 7 clics.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII