Ir al contenido principal

La Casa de la Villa, en obras



Buenos y pre-primaverales días desde nuestro Madrid del alma :)

Según los datos de la Aemet, tenemos 11,5º en el centro de Madrid, 11,9º en la Ciudad Universitaria y 12,1º en Barajas. El viento sopla del Noreste a 10 km/h con rachas de hasta 27 km/h. Lo que en términos meteorológicos se traduce en «Brisa muy débil (entre 5.6-11 km/h = Se mueven las hojas de los árboles, empiezan a moverse los molinos» y rachas) y rachas de brisa moderada (20-20 km/h = se levanta polvo y papeles, se agitan las copas de los árboles). Para la tarde de hoy seguiremos con cielos despejados y mucho sol, un día ideal para hacer fotos por Madrid acompañados de buena temperatura, en torno a los 15º.

El Sol se pondrá un minuto más tarde que ayer, a las 19,01 horas y la Luna, que sigue en cuarto creciente hasta el día 5 de marzo, está al 63,70 % de su luminosidad.

Empezamos Prensa y Libros con alegría y simpatía con un buen puñado de noticias, casi todas del ABC que hoy viene cargadito:

Ya han comenzado las obras para acondicionar la antigua sede del Ayuntamiento que albergará el Instituto de Formación y Estudios del Gobierno Local. «Según ha informado el Ayuntamiento, las obras durarán diez meses y costarán 1.317.773 euros, aunque el consistorio se ahorrará anualmente el 1.498.512 euros que destina al alquiler de las oficinas que el instituto ocupa actualmente en el número 5 de la calle de Almagro».


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII