domingo, 22 de febrero de 2015

Los madrileños perdemos las cosas más insólitas



Los taxistas y conductores de metro y autobuses están curados de espanto por las cosas que se encuentran en sus vehículos: un telescopio, una guitarra, una matrícula de coche, un respirador de ventilación automática, una cafetera, muletas...

Cualquiera que pierda un objeto puede acercarse al paseo del Molino -qué precioso nombre- 7 y 9 de 8.30 a 14 horas, siempre que acrediten que son sus dueños, claro.

(El paseo del Molino evoca a los que hubo en el Canal del Manzanares y toma el nombre de uno de ellos).


No hay comentarios:

Publicar un comentario