domingo, 22 de febrero de 2015

Los niños del Circo Mundial estudian en un colegio-caravana



Al cole no le falta de nada: pupitres, ordenadores, pizarra, profesora, y ventanas soleadas cubiertas con estores blancos para que no deslumbre el sol a los peques de la clase tal como se ve en la foto.

En 1986, el Ministerio de Educación puso en marcha el programa “Aulas itinerantes” para que estos niños “nómadas” reciban la educación primaria obligatoria. El ministerio pone la persona encargada de impartir las clases y el circo, el aula así como una caravana-residencia para el docente.

El Gran Circo Mundial tiene dos aulas, la segunda, más pequeña, para estudiantes de la ESO y Bachillerato, en la que estudian, online, varias de las estrellas del espectáculo. Aunque cuentan con un tutor virtual asignado, pero es Paco, un profesor privado, quien les explica y ayuda con las lecciones. Estos estudiantes van al cole por la mañana, por la tarde entrenan, y trabajan los viernes, sábados y domingos que hay espectáculo. La media hora de recreo por las mañanas la pasan los niños en el “patio” del colegio, es decir, en la carpa.

La noticia es mucho más larga y se lee con una sonrisa que nos retrotrae a cuando éramos pequeños y soñábamos con formar parte de un circo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada