lunes, 2 de febrero de 2015

El Beit Hajaim, primer Cementerio Judío de España





En 1922 Alfonso XIII concedió permiso a los judíos para poder enterrar a sus muertos según sus propios ritos en una zona situada junto al cementerio de la Almudena. El recinto es pequeño, de ahí que en los años 70 la comunidad judía compró un terreno en Hoyo de Manzanares donde se llevan a cabo los enterramientos.

En Madrid la comunidad judía es muy pequeña y, en general, los españoles desconocen las costumbres hebreas. En 2010 hice unas fotos de este cementerio. A la gente les llama la atención unas pilas que hay a la entrada. Son para los rituales de lavado previo y posentierro. Los judíos no ponen flores sobre las tumbas, ponen unas piedras, cada una de ellas simboliza la visita de un familiar o amigo. Además, las flores se marchitan, las piedras no. Y siembre entierran a sus muertos orientados a Jerusalén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario