Ir al contenido principal

Comerciantes y vecinos contra el cierre al tráfico de Ópera





Señalan que con esta medida, en el centro solo habrá “chinos y bares”. «La circulación no está limitada aún y ya hay problemas de suministro. Si en lugar de camión que vaya a 200 establecimientos hay que contratar 100 furgonetas para que les dé tiempo a repartir en pocas horas la mercancía evidentemente el transporte será mucho más caro. Al final el comercio tradicional acabará pasando a la historia y el centro se quedará sólo con chinos y bares».

Ayer nos acercamos a una librería del Barrio de las Letras y aparcamos el coche en el aparcamiento de la plaza de Santa Ana y, por si acaso, le hice foto al tique del aparcamiento junto a la matrícula del coche por si al Ayuntamiento se le ocurre multarnos. He leído en varias ocasiones que los que acceden a dicho aparcamiento por la calle del Prado, les cae una multa. Los que lo hacen por la calle del Príncipe (nuestro caso), no. Yo por si las moscas, foto. Porque como se le ocurra al consistorio multarnos, reclamamos con prueba incluida.

Y esto viene a colación por lo del cierre del barrio de Ópera. ¿Qué piensa hacer el Ayuntamiento con los aparcamientos de las Descalzas, Plaza Mayor, plaza de Oriente y El Corte Inglés? Porque ya nos dirán cómo acceder sin que nos multen.

http://www.elmundo.es/madrid/2015/02/17/54e24b5a268e3eb5588b4570.html

Y por cierto, y con esto acabo esta noticia: en la plaza de Santa Ana vimos a Enric Martínez, de Podemos Cataluña, hablando por teléfono y no me pude reprimir y le hice un par de fotos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII