Ir al contenido principal

Un edificio modernista de Madrid





Buenos y calurosos días desde mi Madrid del alma,

El ABC de hoy nos habla de un edificio que, salvo para los entendidos, pocos madrileños conocen: la casa de Pérez Villaamil, en la plaza de Matute, un ejemplo del modernismo madrileño.

El periodista mete la pata de lleno al decir que solo hay dos edificios modernistas en Madrid: el palacio de Longoria, sede de la SGAE, y esta casa. Se nota que no se ha enterado que hay un magnífico libro titulado “Madrid modernista: guía de arquitectura” de Óscar da Rocha Aranda y Ricardo Muñoz Fajardo, publicado por Tébar en 2006, en el que se recogen nada menos que 199 edificios modernistas en nuestra ciudad. Y esto es en la versión reducida, del texto, la tesis doctoral del primero de los dos autores es mucho más exhaustiva.

Que tengáis un buen martes y gracias por leerme y el resto de la retahíla que os machaco a diario :))))))))

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?