Ir al contenido principal

¿Por qué el Café Gijón recibe este nombre?




En mayo de 1888 Gumersindo Gómez fundó el Café Gijón, o mejor dicho, el Gran Café de Gijón, como reza el rótulo del local situado en el número 21 del paseo de Recoletos.

Gumersindo Gómez era asturiano y emigró a La Habana (Cuba) trabajando en el mundo de la hostelería. Después de ganar dinero en la colonia de Ultramar, regresó a su tierra natal, Gijón, y al poco tiempo recaló en Madrid. Su experiencia le valió para abrir un café que se convirtió en uno de los más importantes de Madrid. Los cafés eran lugares de reunión y tertulia y por el Gijón pasaron escritores de la generación del 98 como Galdós, Jacinto Benavente o Pío Baroja, entre otros, junto a políticos como José Canalejas y médicos como Santiago Ramón y Cajal.

En 1910 Benigno López, de profesión maestro peluquero y con local propio en la cercana calle del Almirante, comenzó a frecuentar el café donde era recibido por su dueño, siempre al otro lado del mostrador, con un “Pase, pase, está usted en su casa”. Y así comenzó una amistad entre ambos hombres y de vez en cuando el peluquero en broma le preguntaba si le vendería el café. Y la broma se transformó en una escritura ante notario en la cual, el indiano Gumersindo Gómez, vendió su café a Benigno López con una cláusula: que mientras el local siguiera siendo un café, no se cambiaría el nombre nunca. Era la primavera de 1914. Su primer dueño se retiró a su tierra natal dejando el café en buenas manos.

El café fue muy frecuentado por los hermanos Machado, Rubén Darío, García Lorca, el Gallo, Granero, Sánchez Mejías, Arniches, Muñoz Seca, Camilo José Cela, Torrente Ballester, etc. En 1950 Fernando Fernán Gómez creó el premio de Novela Corta Café Gijón.

Desde 1997 el Café Gijón se halla en manos de su nuevo dueño Gregorio Escamilla Saceda que mantiene el local como el lugar de tertulias más importante de Madrid.


Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea.
Fecha de la publicación: Octubre 2010 - 13.95 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?