Ir al contenido principal

¿Por qué en el número 6 de la Costanilla de San Andrés hay una placa que recuerda a Ruy González de Clavijo?




Ruy González de Clavijo es uno de los primeros madrileños ilustres conocidos de finales del siglo XIV y principios del XV. Vivió en unas casas situadas en esta calle. Fue camarero de Enrique III quien le encomendó la tarea de viajar a Samarcanda y establecer una alianza con el conquistador turco-mongol Timur Lang, conocido como Tamorlán, estableciendo allí una embajada con el fin de luchar juntos contra los turcos.
González de Clavijo partió del Puerto de Santa María el 22 de mayo de 1403. Al poco de llegar, Tamorlán murió en la campaña contra China en 1405 y los presentes que González de Clavijo llevó para agasajar al mongol le fueron incautados sin que se pudiera llevar a cabo la alianza, y viéndose obligado a regresar. Llegó en marzo de 1406 donde siguió al servicio del rey. Murió en 1412 y como señala Quintana fue enterrado en la iglesia del convento de San Francisco y sobre su tumba se colocó «vn tumulo de alabastro fino con su figura, como se acostumbraua antiguamente. En 1573 fue trasladado a la entrada de la capilla, para alojar allí el cuerpo de la reina doña Juana, pero como estorbaba el paso, en 1580 le trasladaron debajo del púlpito y en la reforma que hubo en 1617 se quitó su sepultura para siempre».
Su fascinante periplo quedó reflejado en el libro que dejó escrito titulado Viaje y hazañas del gran Tamorlán con la descripción de las tierras de su imperio y señorío.


Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea.
Fecha de la publicación: Octubre 2010 - 13.95 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?