Ir al contenido principal

¿Por qué las torres de Puerta de Europa son conocidas también como Torres KIO?




En 1990 comenzaron las obras de construcción de dos torres inclinadas en la plaza de Castilla, cuyo propietario fue Kuwait Investment Office (KIO). La crisis de éste en España en 1992 paralizó las obras y, tras varios años de abandono, se terminaron de construir en 1996. Fueron diseñadas por los arquitectos norteamericanos John Burgee y Philip Jonhnson. 

Las dos torres tienen una inclinación de 15 grados y miden 115 metros de altura. Para conseguir dicha inclinación se recurrió a una solución curiosa: dentro de cada edificio hay un núcleo de hormigón armado a modo de pilar vertical –que hace de “mástil interior”- y una estructura metálica vincula cada planta al núcleo de hormigón. Dado que el peso final tendería a volcar los edificios esto se solucionó con unos cables que unen la parte alta de cada edificio con un fuerte contrapeso subterráneo situado en el lado opuesto y que pesa 15.000 toneladas. Para evitar deformaciones, se trianguló los edificios (de ahí las aspas gigantes que dividen el rombo de los edificios). La inclinación de las torres hace que cada planta sea distinta porque según se va ascendiendo, la posición del núcleo vertical va variando respecto al rectángulo de la base, por este mismo motivo, los ascensores se dividieron en dos grupos, unos llegan hasta la planta 13 y los otros desde ésta hasta la 24. La planta baja cuenta con una zona comercial y un gran vestíbulo de siete metros de altura al que se accede mediante puertas giratorias.


Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea.
Fecha de la publicación: Octubre 2010 - 13.95 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII