Ir al contenido principal

¿Por qué en el número 1 de la calle Mayor hay una placa dedicada al Monasterio de San Felipe?




El convento de San Felipe el Real estuvo en la manzana comprendida entre las calles Mayor, Esparteros, Marqués Viudo de Pontejos y Correo. Fue uno de los más grandes de Madrid y de gran valor arquitectónico, sobre todo el claustro de dos pisos. El convento y la iglesia tenían su fachada a la calle Esparteros.
 Fue fundado por el agustino recoleto fray Alonso de Madrid y se construyó en 1547, bajo la advocación de San Felipe, de quien era muy devoto Felipe II. Para salvar el desnivel del terreno, el edificio se montaba, por la calle Mayor y por la del Correo, sobre una lonja muy espaciosa, conocida con el nombre de las "gradas de San Felipe" las cuales se convirtieron en el principal de los tres mentideros que tuvo la Villa y Corte.
Debajo de la lonja estaban las llamadas "covachuelas", treinta y cuatro tiendecillas ocupadas por boticas, panaderías, ultramarinos, bodeguillas, etc., donde se vendía desde cilicios hasta juguetes, medias de lana, yesca y piedras para escopetas, entre otras cosas. El monasterio fue derribado en 1838 a consecuencia de la ley de Desamortización de Mendizábal. En su solar se levantaron en 1845 las denominadas “casas de Cordero”.
Estas casas deben su nombre a su constructor, Santiago Alonso Cordero. Como los madrileños no se explicaban el rápido enriquecimiento del comerciante leonés, que siempre iba vestido con el traje típico de su región, se corrió el rumor de que le había tocado el premio gordo de la lotería y que el Estado no pudo pagarle y por eso le cedió el solar del antiguo convento. Este rumor  lo recogió Ramón Gómez de la Serna dando la noticia como cierta. Lo cierto es que Santiago Alonso Cordero compró al Estado dicho solar y lo pagó a plazos. Las casas constituyeron en su día el bloque de viviendas más grande Madrid. En la esquina de la calle Esparteros se conserva el escudo de Alonso Cordero.


Del libro “Los porqués de Madrid”, Isabel Gea.
Fecha de la publicación: Octubre 2010 - 13.95 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

¿Por qué Madrid se llama así?