Ir al contenido principal

Gran Vía: Piscina en la azotea y pomos exclusivos de 300€

Y ya para terminar (que hoy tengo prisa porque me marcho corrienod al Archivo de la Villa),  ya está casi listo el nuevo edificio que ha sustituido al derribado del Banco Atlántico. Apartamentos y estudios de alto standing en plena Gran Vía con precios que van desde los 500.000€ hasta los 3 millones. ¡Unos precios “asequibles” para el común de los mortales! Y es que vivir en la Gran Vía es lo que tiene, está al alcance de “cualquiera”, claro.

El lujo en el interior de las viviendas no falta: domótica que controla las luces, las persianas y ¡activa la aspiradora centralizada en cada piso! ¡Qué guay, así no hay que pasarla a mano por toda la casa! Además, los nuevos inquilinos tendrán servicios de limpieza y seguridad las 24 horas y una recepción digna del mejor hotel.

Y lo mejor, el garaje para los coches de los nuevos habitantes: nada de bajar rampas, el conductor deja el coche en una plataforma la cual lo transporta a una sima robotizada y voilà, lo aparca a ocho metros de profundidad. (Yo escribí mi experiencia en un aparcamiento así en Vigo, lo podré en el blog. Fue alucinante).

Además el edificio cuenta solárium, sauna, gimnasio y además una piscina en la azotea, para lucir cuerpos 10. El arquitecto, Rafael de la Hoz ha sido el encargado del diseño de tan moderno inmueble quien ha pretendido «llamar poco la atención» quien a firma que al estar enfrente del Capitol, «había que ser respetuoso. No era el lugar ni el momento para dar gritos».

Menos mal que ha querido ser respetuoso, al menos ha tenido en cuenta que ahí no se podía construir una torre de cristal, algo es algo, aunque a mí personalmente no me gusta lo que ha construido, pero bueno, para gustos, los colores.

Un apartamento así necesita un subsahariano en el coche para poder aparcarlo en cualquier punto de la ciudad ahorrándose hasta 200€ al mes ¡qué menos, la “plebe” necesita ahorrar! que los tiempos están mú mal jejeje



¡Que tengáis un buen miércoles, mitad de semana!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué El Corte Inglés se llama así?

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

Origen del nombre de Moncloa