Ir al contenido principal

¡Ya es navidad en Madrid!





Aunque muchos comercios ya han estrenado decoración navideña, oficialmente la navidad empieza en Madrid el último viernes del mes de noviembre que es cuando se encienden las luces navideñas en calles y plazas.

Y, como la cosa no está para muchos gastos y este año se ha destinado un 16% menos a la iluminación navideña así que se repiten en los mismos puntos: los círculos de colores, como el año pasado, en la calle Serrano; los dados, en la calle Goya y los almendros, en la glorieta de Atocha. Al menos, son los que yo he visto estos días que están repetidos en el mismo lugar. No sé si la única novedad es el abeto de la Lotería en la Puerta del Sol.

Al paso que vamos con el recorte de la partida destinada a la iluminación navideña, al final, el Ayuntamiento nos pedirá a los madrileños que pongamos lucecitas en ventanas y balcones, para que al Consistorio le cuadren las cuentas.

Mejor no sigo dando ideas porque nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa de la Villa y Corte es capaz de tomar buena nota y nos “invite” a los madrileños a que contribuyamos al ahorro de los gastos del Ayuntamiento haciendo un “pequeño desembolso económico” para que no se pierda la iluminación navideña en la capital. ¿Y quiénes se beneficiarían? Pues está claro, los chinos delos Todo a cien que venderían como churros las ristras de bombillas leds de colores.

http://madridpress.com/not/164030/las_luces_de_navidad_se_encienden_el_viernes_en_la_capital/

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII