miércoles, 27 de noviembre de 2013

Barquillo.



Entre las calles de Alcalá y Fernando VI. 

El origen del procede de la finca del Barquito o del Barquillo, propiedad de la marquesa de Nieves tenía en su finca un barquito o barquillo enclavado donde posteriormente se levantó el convento de las Salesas Reales. El primer edificio que hay en la calle del Barquillo a mano derecha es el del Banco Central Hispano. 

Antiguamente era conocida por la "casa de ¡joder, qué puerta!" [1]. La expresión se debía a las dos grandes cariátides que flanquean la enorme puerta principal. Y al final de la misma, esquina a Belén estuvo la famosa Casa de Tócame Roque, una de las más famosas de Madrid. Era un edificio con patio central y balcones o corredores de madera -lo que hoy conocemos por corrala- habitado por setenta y dos familias. El nombre de la casa procede de Roque, hermano de Juan, por lo que lo mismo podía haberse llamado Tócame Juan. Según se cuenta, la casa les tocó en herencia a Roque y Juan, pero como el testamento no especificaba a quien de los dos, cada uno decía «Tócame a mí», contestándole el otro, «No, tócame a mí». Y así, una y otra vez. «Tócame a mí», repetía uno«Tócame, Roque», le respondía el hermano, y con el tiempo, la casa pasó a ser conocida como la de Tócame Roque. 

El edificio ya no existe pues fue derribado en 1850. Por último decir que esta calle es conocida popularmente como "la calle del sonido" porque la mayoría de sus tiendas están dedicadas a la venta de equipos de música.


[1] Amón, Santiago: Conferencia titulada La Gran Vía o el extranjero, en el Centro Cultural de la Villa, el 22 de junio de 1988, ocho días antes de su fallecimiento en accidente de helicóptero.

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario