miércoles, 27 de noviembre de 2013

Barco.



Entre la calle del Desengaño y la plaza de San Ildefonso. 

El terreno perteneció en un principio al prior de Santo Domingo de Silos, quien cedió una parte al marqués de Leganés para la construcción del desaparecido convento de San Basilio (en la calle del Desengaño) y otra a la marquesa de Villaflores para el convento de mercedarias descalzas (en la calle de la Puebla esquina a Valverde). 

Unos dicen que cuando se estaba explanando la zona para construir el convento de las mercedarias, la condesa de Villaflores exclamó «parece un barco»; otros dicen que fue el propio Juan de Alarcón quien comentó que parecía un barco y añadió «en el que van frailes y monjas». Sin embargo, es más probable que el nombre lo tomara de Gregorio Barco que vivió en esta calle.


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario