lunes, 25 de noviembre de 2013

Un parque infantil bajo el Puente de Colores





En el barrio de San Cristóbal de los Ángeles hay un puente abandonado y los integrantes del colectivo Basurama -cinco arquitectos y una ambientóloga- en colaboración con vecinos de Autobarrios se propusieron recuperar. Y se pusieron manos a la obra hace dos años para convertirlo en el bautizado Puente de Colores. Este fin de semana han inaugurado su flamante y colorido puente bajo el cual han instalado un parque infantil.

Este parque tan especial cuenta con columpios, mesas, bancos... construidos con materiales de residuos cedidos por Acciona procedentes de las obras de construcción de la Ciudad del BBVA de Las Tablas. Como señala 20minutos Madrid, es un ejemplo de «arquitectura sostenible, diseño colectivo y gestión compartida».

El nuevo proyecto de Basurama es construir un rocódromo. Seguro que lo consiguen. Hacen falta más iniciativas de este tipo para hacer más humana una ciudad que se está volviendo agresiva con la implantación de plazas realizadas con materiales fríos y sin arbolado ni bancos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario