viernes, 15 de noviembre de 2013

El Tribunal Supremo tumba el “minivaticano”





El Tribunal Supremo ha dado carpetazo definitivo al proyecto del arzobispado de construir su sede en la cornisa de las Vistillas. La sala de lo Contencioso Administrativo ha rechazado el recurso presentado por el Ayuntamiento y el arzobispado al considerar que se violaba la legislación de patrimonio histórico en una zona de alta protección.

Los vecinos de la Asociación de Amigos de La Cornisa-Las Vistillas recurrieron la decisión ante la justicia y el Supremo les ha dado la razón. La vista panorámica que tan bien pintó Goya en su cuadro “La pradera de San Isidro”, se ha salvado de un macroedificio de 20.000 metros cuadrados que el arzobispado tenía planeado construir rompiendo la mejor fachada que tiene Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario