Ir al contenido principal

Armería, Plaza de la.



Entre el Palacio Real, el Campo del Moro, la catedral de la Almudena y la calle de Bailén. 

La plaza toma el nombre de la antigua Real Armería que estuvo situada en un edificio desaparecido donde hoy la catedral de la Almudena y hoy en el pabellón suroeste de la plaza. Antes de la construcción de esta plaza en el siglo XIX, existían en este lugar varias manzanas que desaparecieron junto con las plazas de las Caballerizas y de Palacio y la plazuela de los Pajes. 

En la actualidad la plaza de la Armería queda formada por dos espacios que están divididos por una verja, en uno de los cuales se halla la estatua de Felipe II (desmontada de momento por las obras de construcción del Museo de las Colecciones Reales) y en el segundo es donde los embajadores extranjeros, al llegar a Madrid, cumplen con el rito de entrar en las carrozas que los Reyes les envían escoltados por un Escuadrón de la Guardia Real para la presentación de las cartas credenciales, espectáculo digno de ver. 

Tampoco hay que perderse la vista que desde aquí se contempla hasta la Casa de Campo, una de las más hermosas de Madrid, sobre todo durante la puesta de sol. 


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII