lunes, 6 de octubre de 2014

Preparados? ¿listos?



...... ¡yaaaaaaaaaaaaa empiezan las demoliciones de Canalejas

Buenas tardes otoñales desde mi Madrid del alma :)

Según la Aemet, tenemos 21,2º, 53 % de humedad y viento del suroeste de 12 km/h con rachas de hasta 24 km/h.  Para hoy está previsto un día totalmente soleado y una temperatura en torno a los 25º. El ocaso del Sol será a las 19:53 horas, tres minutos antes que ayer. Y la Luna, casi llena ya, está al 91,33 % de luminosidad.

Comenzamos el resumen de prensa con una noticia que nos pone los pelos de punta a los que nos preocupa la conservación de nuestro patrimonio: las demoliciones en el complejo Canalejas.

La fachada del número 6 de Alcalá «hubo que retirar para introducir en el interior la de la manzana la maquinaria pesada que se utiliza en las demoliciones. Esa fachada -como todo el edificio, obra de Luciano Díez y Cahapa Galíndez realizada en 1974- ha sido desmontada, clasificadas sus piezas una por una, y volverá a montarse en el futuro».

Nos quedamos con la primera parte del párrafo, lo de «la maquinaria pesada que se utiliza para las demoliciones». Con ella, ya se ha dicho todo. Una vez más, dejarán el cascarón, o la carcasa, como se prefiera, y se vaciará todo el interior impunemente.

Por si no nos había quedado claro, ahí va otro párrafo: «Una vez finalizadas las demoliciones, en 2015 se dará el siguiente paso: trabajar en las estructuras y la cimentación. La obra, explica el director general del proyecto, Francisco Melía, presenta una gran complejidad técnica: muchos de los muros interiores están siendo derribados, lo que obliga a «sostener» las fachadas». 

Y para que nos quedemos tranquilos ante tanto destrozo «los responsables del proyecto aseguran que los elementos de valor artístico e histórico –puertas, enrejados, cristaleras, herrajes, etcétera– han sido retirados y se conservan para devolverlos una vez finalizadas las obras».

Ni una sola mención a los mármoles y maderas nobles y maderas nobles del Banesto y del Hispano Americano. De eso, ni pío. Es fácil imaginar dónde pueden ir a parar tan nobles materiales: ¿en la reforma del de algún dúplex madrileño?, ¿en la construcción de un gran chalé a las afueras de Madrid? Por ejemplo

¿Se acuerda alguien del famoso cartel de “cascotes gratis” de cuando se derribó parte de la muralla árabe para construir el edificio de Bailén 12? Pues lo mismo.

La noticia es mucho más extensa que este breve comentario. Remito a los lectores al ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario