viernes, 10 de octubre de 2014

El rascacielos de Cuatro Caminos





Madrid, Ciudadanía y Patrimonio define a la perfección lo que será en unos años, el “skyline” de Cuatro Caminos: «Un nuevo pelotazo urbanístico amenaza con destruir las naves del arquitecto Antonio Palacios donde se alojaron las primeras cocheras del Metro de Madrid.»

El “cambiazo” de unas naves por una torre de 25 alturas es, efectivamente, todo un “pelotazo”, sí, señor. Una torre de 25 plantas junto a la glorieta de Cuatro Caminos será una auténtica bofetada visual en el entorno, como lo es la Torre de Valencia, “joroba” que le salió a la Puerta de Alcalá sin contemplaciones ni respeto por el entorno artístico. Ríanse ustedes de los Edificios Titanic de la avenida de Reina Victoria, el rascacielos que está por llegar los dejará pequeños.

Aquellos preocupados por la conservación de nuestro patrimonio les invito a que se suscriban al boletín que MCyP envía semanalmente en el cual se informa, puntualmente, de las tropelías que las administraciones cometen contra el patrimonio artístico y urbanístico de Madrid.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada