Ir al contenido principal

La “Milla de Oro” se reinventa



Y terminamos ya este extenso resumen de prensa con una noticia de la “Milla de Oro”:

Nuestra “Milla de Oro” quiere convertirse en uno de los mejores escaparates del mundo y para ello, nada mejor que abrir tiendas con muchos más metros cuadrados. Es el caso de Hermes, que ha pasado de un local pequeño a uno de 450 m2 en la calle de José Ortega y Gasset, 12. O Louis Vuitton, que próximamente ocupará un edificio de tres plantas en el número 66 de la cotizadísima calle de Serrano, edificio que pretende ser su tienda insignia “o sea” “flashing store”, como dirían las pijas que siempre usan términos anglosajones y seguro que se harán “selfies” frente a estas tiendas tan “fashion”.

                La tienda-bar Frank Muller, en el Jardín de Serrano, es otra de lo más “fashion”: se puede uno probar un espectacular reloj en la muñeca mientras la otra mano sostiene una copa de vino o un gin tonic, bebida esta que esta muy de moda ahora. O la tienda de la hija de Paul McCartney, Stella, con 370 m2 en Serrano esquina a Don Ramón de la Cruz.

                Habrá que darse una vuelta por la Milla de Oro pero antes hay que pasar por el gym para reducir michelines, “o shea” tener un abdomen firme y unas piernas de escándalo y poder lucir un vestido de Dolce & Gabbana o de Carolina Herrera, unos pendientes y pulsera haciendo juego de Yves Saint Laurent o de Tous, el reloj Rólex, por supuesto, y un bolso de Louis Vuitton y, sobre todo, practicar el vocabulario pijo. ¡Ah! Y aparcar el Mini Cooper enfrente de la tienda en cuestión.



¡Feliz miércoles, mitad de semana laboral! ¡Y como siempre, gracias por leerme y vuestros mensajes en el blog y en las redes sociales!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA X

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII