sábado, 11 de octubre de 2014

El árbol bioclimático, en llamas





Terminamos ya este brevísimo resumen de prensa con un árbol muy sui géneris:

Últimamente, los árboles de Madrid son de mírame y no me toques, o se caen de cuajo, o se parten ramas, o ambas cosas. Pero para un árbol bioclimático que tenemos, va y se quema. De tal árbol gozaban los vecinos del Ensanche de Vallecas, una estructura cilíndrica de casi 25 metros de altura ‑peazo árbol- que, junto con otros más formaba un “bosque” «que reproducen las sensaciones que brinda una zona repleta de árboles». Dado que los árboles, los de verdad, tardan muchos años en crecer se optó por los bioclimáticos, como solución temporal. Lamentablemente, algún pirómano decidió prenderle fuego.


¡Feliz sábado!, Ya sabéis, “sábado, sabadete, camisa nueva y...” ¡pues eso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada