miércoles, 22 de octubre de 2014

Pavimento de corcho para amortiguar el ruido en las calles





El ABC ayer se hizo eco de una curiosidad madrileña publicada por el blog  de nuestro compañero Secretos de Madrid para contar al gran público cómo, en 1896, el Ayuntamiento tuvo la ocurrencia de pavimentar la calle del Arenal con corcho y amortiguar así el ruido producido por el paso de carros, caballos y mulas.

Y fue un éxito. Los vecinos aplaudieron la medida, el silencio volvió a reinar en la antes ruidosa calle del Arenal. Miel sobre hojuelas, pensó el Ayuntamiento dispuesto a extender el nuevo pavimento a otras céntricas calles. Mas ay, llegó la primera lluvia y el experimento se fue a pique, los ediles no tuvieron en cuenta lo frágil que se vuelve el corcho con el agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario