martes, 30 de abril de 2013

Un último deseo muy original





¿Saben quien fue Ángel Fernández Quiñones? Pues un hombre de lo más original. 

Fue un empleado del Canal de Isabel II que al morir, quiso que se cumpliera su último deseo. Dejó 200 pesetas (de las de entonces) para que sus amigos celebraran una gran comilona en memoria suya. 

Deseo que se cumplió al pie de la letra.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario