viernes, 26 de abril de 2013

Un nombre popular





La "plaza de la Alegría" no figura ni figuró nunca en el callejero madrileño, pero así se conocía a la plaza de Manuel Becerra, luego plaza de Roma y hoy Manuel Becerra de nuevo. 

Y fue así bautizada irónicamente por el pueblo porque aquí se despedían los duelos de los entierros camino del cementerio de la Almudena. 

Otra versión dice que la plaza tomó el nombre de un ventorrillo llamado Alegría que estuvo situado a la izquierda del camino de Alcalá. 

A partir de 1906 la plaza recibió el nombre de Manuel Becerra.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario