jueves, 25 de abril de 2013

Más sobre la pradera





Por cierto, y continuando con la pradera, en 1893, siendo la condesa de Bornos dueña de ésta, impidió que un capitán fuera fusilado en aquel lugar, alegando que no quería que en sus tierras fuera derramada sangre.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.
http://www.edicioneslalibreria.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario