viernes, 26 de abril de 2013

La romería de Santiago el Verde





Felipe IV murió en un día muy inoportuno, que por supuesto no escogió. Lo hizo el 1 de mayo de 1665. Por aquellas fechas, el primero de mayo no era la festividad de San José Obrero ni el día del Trabajo, como en la actualidad. El primero de mayo era la fiesta de San Felipe y Santiago, celebrándose en dicho día la llamada romería de Santiago el Verde. 

Hoy en su lugar, lo que se celebran son las manifestaciones de trabajadores, promovidas por las centrales sindicales, que en nada se parecen a una tranquila romería. Entonces se iba a una zona cercana a la Puerta de Toledo y se comía, se bailaba y se cantaba. Hoy, ni se come, ni se baila ni se canta, pero sí se grita con fuerza contra el Gobierno. Digamos que es otro tipo de desahogo. De la romería a la manifestación hay un enorme cambio. 

Volviendo a Santiago el Verde, se llamaba así porque el primero de mayo era el día en que verdean los árboles y se celebraba en el Sotillo, que como ya se dijo anteriormente, estuvo en el lugar donde hoy se levanta el puente del tren Madrid-Alicante sobre el río Manzanares. Cuando el rey murió tal día de 1665, se trasladó la romería al 15 de mayo, perdiéndose así la romería de Santiago el Verde e inaugurándose la de San Isidro.



Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada