sábado, 27 de abril de 2013

El valle y el arroyo





La calle Segovia, tal como la vemos hoy, nada tiene que ver con lo que fue. Era una especie de hondonada o vallejo con un arroyo en el centro que bajaba hasta el Manzanares. 

Este arroyo era conocido con los nombres de Alcantarilla de las Fuentes de San Pedro o Vallejo de San Pedro, por pasar cerca de la antigua iglesia de San Pedro el Viejo. 

A ambos lados de la actual calle de Segovia están dos cerros ocupados por el Palacio Real y los jardines de las Vistillas. 

Cuando se construyó la calle sobre el arroyo, recibió primero el nombre de Calle Nueva y luego Segovia, por ser éste el antiguo camino que conducía a dicha ciudad castellana.


Del libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid”, 2ª parte
Isabel Gea.
Ediciones La Librería. 5ª edición. 6,50€.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada