viernes, 2 de enero de 2015

El Ayuntamiento se aprieta el cinturón





Ana Botella hace balance de las cuentas del Consistorio y ha ahorrado la cifra nada despreciable de dos millones de euros. Con una plantilla de más de 25.000 funcionarios -que se dice pronto-, ha reducidos las facturas con medidas como la supresión de líneas de fax, reducción de llamadas telefónicas sustituyéndolas por emails, reducción del número de impresoras y apagar los ordenadores.

De las 1.167 líneas de fax han pasado a 293. Un 75 % menos de líneas lo que supone un ahorro de 150.000 euros en comunicaciones y de gastos de mantenimiento en papel, tóner, etc. La obligatoriedad de apagar los 15.000 ordenadores al final de la jornada laboral ha descendido el consumo eléctrico en 300.000 euros aparte de que así, se reduce el calor que generan porque lo que en verano, se ahorra en gastos de refrigeración.

Se han retirado 4.000 impresoras láser de blanco y negro. Se ha demostrado que se ahorra más papel si hay pocas impresoras que son de uso común para varios empleados de un mismo departamento. Que cada trabajador tuviera su propia impresora es un lujo que ya no se puede permitir el Ayuntamiento. Esto ha supuesto un ahorro de 260.000 euros anuales.

En cuanto al ahorro en líneas telefónicas y en móviles... lo dejo para que lo leáis directamente en la noticia del ABC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario