Ir al contenido principal

El Ayuntamiento se aprieta el cinturón





Ana Botella hace balance de las cuentas del Consistorio y ha ahorrado la cifra nada despreciable de dos millones de euros. Con una plantilla de más de 25.000 funcionarios -que se dice pronto-, ha reducidos las facturas con medidas como la supresión de líneas de fax, reducción de llamadas telefónicas sustituyéndolas por emails, reducción del número de impresoras y apagar los ordenadores.

De las 1.167 líneas de fax han pasado a 293. Un 75 % menos de líneas lo que supone un ahorro de 150.000 euros en comunicaciones y de gastos de mantenimiento en papel, tóner, etc. La obligatoriedad de apagar los 15.000 ordenadores al final de la jornada laboral ha descendido el consumo eléctrico en 300.000 euros aparte de que así, se reduce el calor que generan porque lo que en verano, se ahorra en gastos de refrigeración.

Se han retirado 4.000 impresoras láser de blanco y negro. Se ha demostrado que se ahorra más papel si hay pocas impresoras que son de uso común para varios empleados de un mismo departamento. Que cada trabajador tuviera su propia impresora es un lujo que ya no se puede permitir el Ayuntamiento. Esto ha supuesto un ahorro de 260.000 euros anuales.

En cuanto al ahorro en líneas telefónicas y en móviles... lo dejo para que lo leáis directamente en la noticia del ABC.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII