Ir al contenido principal

Balance del Ayuntamiento: 30.000 multas al mes





El aumento del número de radares situados por toda la ciudad se salda con una cifra escandalosa de recaudación: los sufridos madrileños pagamos 30.000 multas mensuales por exceso de velocidad. El Ayuntamiento “solo vela por nuestra seguridad” y por eso, acosa y persigue impunemente a los automovilistas que circulan a una velocidad superior a la permitida.

Todo sea por “nuestra seguridad”. ¡Manda hu****! Que diría Federico Trillo.

No hace falta que “velen” tanto por nuestra seguridad, que eso ya lo hacemos nosotros. Se nos toma por tontos cuando se nos dice que el Estado -y los ayuntamientos- “velan por nuestra seguridad”, cuando todos sabemos el afán recaudatorio que suponen las multas Punto. “Velar por nuestra seguridad” le sale muy, pero que muy rentable al Ayuntamiento. Y, al igual que los Presupuestos Generales del Estado incluyen el dinero que se va a recaudar por multas de tráfico, el presupuesto municipal madrileño para 2015 prevé unos ingresos de 93,6 millones.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII