domingo, 11 de enero de 2015

Alfonso XII, necesita lavarse la cara





La estatua ecuestre del monarca luce una blanquecina capa debido a la humedad del Retiro y la contaminación. Y, aunque Rafael Fraguas en El País no lo dice, seguro, segurísimo que las palomas tienen también mucha culpa.

Así que hay que lavarles la cara al rey a y al caballo con la misma técnica que se empleó en la estatua ecuestre de Felipe IIV de la plaza de Oriente.

El periodista, de paso, repasa históricamente el conjunto monumental que preside el estanque del parque del Retiro. Un buen artículo para conocer todos sus detalles, como por ejemplo que rey y caballo están realizados al doble de su tamaño natural y se alzan a 30 metros de altura sobre una urna metálica acristalada que fue concebida como mirador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada