sábado, 10 de enero de 2015

Aumentan los pobres energéticos





El invierno es gélido para esos 225.000 hogares de Madrid y su Comunidad que no pueden encender la calefacción por falta de dinero. Personalmente conozco a una familia en esta situación y llevan ya dos inviernos consecutivos que la calefacción está apagada. Los recibos de la luz, cada vez más altos, les obliga a abrigarse con capas y más capas de ropa, en plan cebolla, y así sobrellevar los crudos inviernos.
Según la oficina estadística de la Comisión Europea, Eurostat, en los último siete años, el precio de la electricidad se ha incrementado más de un 70% y el del gas un 30%. En 2012 un 7,3 % de hogares no encendieron la calefacción; un año después la cifra ascendió al 9 %.

No hay comentarios:

Publicar un comentario