Ir al contenido principal

El GEFREMA localiza una farola republicana





Buenos y gélidos días desde nuestro Madrid del alma :)

Una mañana más, hemos amanecido tiritando, con nevada incluida en la madrugada y de la que yo no me he enterado. A las 11,30 horas rondamos los 5º y tenemos, según la Aemet, viento del norte de 15 km/h con rachas norteñas de hasta 50 km/h. Y una humedad del 55 %. Para hoy está previsto que el termómetro no rebase los 6º y tendremos sol y nubes alternándose. Según tutiempo.net puede que caigan algunos copos entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde. La Aemet, en cambio, no lo dice. De todas formas, con copos o sin ellos, toca, pues, abrigarse bien que estamos en pleno apogeo de gripes y catarros.

El Sol, con permiso de las nubes, que diría Marc Redondo, hombre del tiempo televisivo, se ocultará a las 18:16 horas, y la Luna está al 3,38 % de visibilidad, imperceptible al ojo humano.

Comenzamos Prensa y Libros con alegría y simpatía:

Cuenta el ABC, que el Grupo de Estudios del Frente de Madrid, en una de sus excursiones por los lugares emblemáticos de la II República y la Guerra Civil observaron que, en la esquina noreste del Palacio Real sigue en pie una farola republicana. A simple viste parece la clásica fernandina pero si se observa atentamente, está rematada por una corona cívica en lugar de la real. Además, se eliminaron las flores de lis borbónicas.

http://www.abc.es/madrid/20150119/abci-farola-republicana-palacio-real-201501162118.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII