Ir al contenido principal

Los otros habitantes del Retiro





El Retiro, de 1,28 kilómetros cuadrados, está lleno de vida, además de pos sus árboles, arbustos y plantas, por un buen número de animales y aves que, cuidan con cariño los conservadores del parque, incluyendo un veterinario. ¿No lo sabíais? Pues yo tampoco quien atiende, cada año, «unos 20 animales por traumatismos o enfermedades, así como a polluelos caídos del nido», tal como lo cuenta Juan López, encargado de “curar” a los habitantes del Retiro.

¡Alrededor de 30 pavos reales hay en los Jardines de Cecilio Rodríguez! Un buen censo, sí. También hay ardillas, que de vez en cuando hay que reintroducir porque desciende la población, aves acuáticas como garzas, cisnes, patos y cormoranes, además de gorriones, mirlos, palomas y autillos, que son unas lechuzas pequeñas. Y, por supuesto, y por desgracia, no podían faltar las cotorras argentinas, que hacen del parque su propia casa, siendo como es un ave no autóctona, como bien sabemos todos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII