Ir al contenido principal

Si doña Espe gana... (II)





... Dice que “tendrá concejales”, nada de “delegados” puesto que el Tribunal Constitucional ha anulado la Ley de Grandes Ciudades que permitía esta figura. Pues mire, tiene toda la razón, a mí eso de “el delegado de...” o “la delegada de...” nunca terminé de acostumbrarme. Será que voy pa’mayor y me gusta más el término de toda la vida “concejal”. Los delegados están bien para las empresas, pero para el Ayuntamiento, no. ¡Menos mal que al ínclito señor Gallardón no se le ocurrió sacarse otro cargo de la chistera que fuera el “consejero delegado” y ya el Consistorio habría parecido una empresa privada. El Ayuntamiento tiene alcalde y concejales. Y punto.

Y si doña Espe gana las elecciones municipales, una hermana de ella, que trabaja en el Ayuntamiento, «tendrá que salir» porque «jamás ha colocado a ningún familiar con ella» y le parece muy bien la decisión adoptada por Ana Botella que impedirá que se puedan nombrar cargos de confianza a familiares de ¡hasta cuarto grado!

Así que ya saben los hermanos, hermanas, primos, primas, cuñados, cuñadas, sobrinos, sobrinas, hijos e hijas y demás parentelas, nada de frotarse las manos esperando a recibir un puesto en el Ayuntamiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII