Ir al contenido principal

Luces de Sefarad, exposición del patrimonio judío de Lorca del siglo XV





Ayer se inauguró en la Casa Sefarad-Israel una exposición sobre el patrimonio judío de Lorca del siglo XV en la que se muestran «diversos elementos como tres facsímiles del Archivo municipal de Lorca, el Histórico Nacional y el de Murcia, 74 piezas arqueológicas, de las que 72 procedentes de Lorca más otras aportaciones regionales de Águilas y Mazarrón que potencian el valor de la muestra yeserías de la sinagoga, janukkiot, azulejos, monedas, cerámicas, lámparas de vidrio (...) y 20 lámparas rituales recompuestas a partir de 2.600 fragmentos de vidrio soplado con las que los judíos celebraban la fiesta de la Janukká. También destacan las yeserías que adornaban la sinagoga, así como las cerámicas que representan la vida diaria en la Baja Edad Media.».

La exposición muestra el patrimonio de origen judío que apareció en las excavaciones en la ladera oriental del Castillo. «La riqueza de los hallazgos sorprendió incluso a los investigadores más optimistas. La ciudadela medieval contó con un barrio judío, pero también con una sinagoga única, pues no había sido profanada desde la marcha de los judíos de España.».

Al acto inaugural asistieron el alcalde de Lorca, Francisco Jódar; el consejero de Educación, Cultura y Universidades, Pedro Antonio Sánchez; y el presidente de la Fundación Banco Sabadell, Miquel Molins. Y se puede visitar hasta el 31 de mayo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII