lunes, 16 de marzo de 2015

Rehabilitación del Pabellón de los Hexágonos





Buenas tardes desde nuestro Madrid del alma :)

Seguimos con bajas temperaturas, tenemos 8º de temperatura en la almendra central, 8,4º y 8,9º en la Ciudad Universitaria y Barajas, respectivamente. Sopla vientecillo del Oeste a 4 km/h con rachas de hasta 19 km/h. Para esta tarde seguiremos con sol y nubes, jugando al escondite: ahora sol, ahora nubes. Y el termómetro no subirá más allá de los 12º.

El Sol, si las nubes lo permiten ver, se ocultará a las 19.20 horas, se notan los días más largo progresivamente. Y la Luna, lunita clara, cascabelera se la ve poco ya, está al 25,28 % de su visibilidad.

Empezamos Prensa y Libros con alegría y simpatía.

Transcurrida una semana y dos días desde que el “dedo divino rajoyano” señaló a La Candidata para la alcaldía -así, con mayúscula- doña Espe, quien no ha parado de acaparar las portadas de la prensa local, por fin tenemos un buen puñado de noticias que nada tienen que ver con ella. La primera de todas una gran noticia sobre el Pabellón de los Hexágonos:

¡No me lo puedo creer! ¡Por fin van a rehabilitar un edificio que casi nadie conoce y que es una joya arquitectónica de José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezum, construido como pabellón de exposiciones de España en la Exposición Universal de Bruselas de 1958 y que ganó el Primer Premio de Arquitectura de dicha muestra.

El Pabellón de los Hexágonos es, como digo, una joya arquitectónica que lamentablemente está arrinconado en la Casa de Campo, en el antiguo recinto de la Feria del Campo. Se trata de una estructura modular -desmontable- cubierta con varios hexágonos de cristal a modo de paraguas de 6 metros de diámetro por 6 de altura, sostenidas cada una de ellas por una columna central. La mayor parte de las paredes eran de cristal y, en menor medida, de ladrillo. Cuando terminó la Exposición, se desmontó y se colocó en el parque madrileño donde se ha ido deteriorando -gracias a los vándalos urbanos que han roto todos los cristales- y la dejadez del Ayuntamiento de no haberlo preservado nunca.

A principios de los años 2000 se habló de trasladarlo al paseo Imperial ¡contenta me puse al leer semejante noticia! Qué categoría iba a ganar el paseo con una joya arquitectónica así, pero no pasó de mera especulación. El propio Corrales solicitó en varias ocasiones al Ayuntamiento su rehabilitación, sin lograrlo y ya, al final de su vida, desilusionado, desistió. Según él, el estado del pabellón era ya irreversible y que en caso de que alguien quisiera rehabilitarlo, habría que construirlo entero de nuevo. Murió en 2010 sin llegar a ver, nunca, la ansiada rehabilitación del Pabellón de los Hexágonos. Vázquez Molezum había muerto años antes, en 1993.

El Pabellón de los Hexágonos, considerado como una de las joyas de la arquitectura del siglo XX sobrevive, a duras penas, y el Ayuntamiento, ¡por fin! ha decidido rehabilitarlo. Seguramente tendrá que construirlo de nuevo basado en los planos que sus creadores diseñaron. Pero algo es algo.

José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezum formaron un tándem injustamente olvidado que nos dejaron en Madrid, entre otros, el edificio de Bankunión -“la cafetera”, como se le conoce cariñosamente- en el paseo de la Castellana, y el Banco Pastor, en el paseo de Recoletos.

Como cuenta Madridiario «el Ayuntamiento ha aprobado iinicialmente el plan especial para la rehabilitación de los edificios 'Pabellón de los Hexágonos V', 'Pabellón Ministerio de la Vivienda', 'Pabellón Icona 1' y 'Pabellón Icona 2' para que formen parte de la Ciudad de la Seguridad que está implantando el Consistorio en el Recinto Ferial de la Casa de Campo».

La noticia de Madridiario es simplemente una nota de prensa. Todo lo que os he contado es cosecha mía :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada