Ir al contenido principal

Botella presenta Madrid Campus de la Innovación





Mientras la mayoría de los medios andan atareados con que si los restos hallados son o no de Cervantes, Ana Botella, cumpliendo su hoja de ruta de aquí a las municipales, visitó ayer la antigua Nave de Boetticher y Navarro, la cual ha pasado de ser la futura “Catedral de las Tecnologías” a “ser Madrid Campus de la Innovación”, «con el objetivo de ser un lugar de encuentro de emprendimiento y nuevas tecnologías« y que «va a contribuir a que en nuestra ciudad crezca la innovación, fundamental para el crecimiento económico en el mundo actual».

La noticia no deja de ser una nota de prensa más, con afán electoralista en este caso y que, para la inmensa mayoría de los madrileños, salvo que vivan en el distrito Villaverde, esta nave no les dice nada. Está situada junto a la Gran Vía de Villaverde. Según el Colegio de Arquitectos, fue construida entre 1940 y 1952 y se atribuye su construcción al ingeniero Eduardo Torroja, en colaboración con Ricardo Gómez Abad. Torroja está considerado como el mejor especialista en estructuras de hormigón. Un claro ejemplo de él es la marquesina (gigantesca) del Hipódromo de la Zarzuela (1935), que fue Premio de Arquitectura.

La Nave Torroja o la “Catedral de Torroja”, como también se la conocía, fue ocupada por la fábrica de ascensores y maquinaria pesada Boetticher y Navarro (que, hasta tuvo su propio equipo de fútbol: la Sociedad Recreativa Boetticher que, en 1988, se fusionó con la Sociedad Recreativa Villaverde dando lugar a la Sociedad Recreativa Villaverde Boetticher Club de Fútbol, pero esta es otra historia). Mide 140 metros de largo por 16 de alto, lo que nos da una idea de su envergadura. La empresa quebró en 1992 y, desde entonces, la nave fue degradándose lentamente. Es un edificio protegido que ha sido rehabilitado -en plan “modernillo”- y su titularidad pasó al Ayuntamiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MISTERIOSA CAPILLA DE LA MONCLOA

Hace casi tres años que empecé, de manera casual, la investigación sobre Parisiana, un club-casino muy de moda desde que se inauguró en 1907, en terrenos de la Moncloa y que, en 1924 fue cedido al Instituto del Cáncer. Todo se remonta a raíz de leer varios tuits -en el verano de 2014- de unas personas del AECID (antiguo Instituto de Cultura Hispánica), a las que no conocía personalmente, y que comentaban el devenir de Parisiana. A los pocos días me reuní con ellas en la biblioteca de la propia sede, acompañada de un montón de fotografías y planos antiguos que había imprimido y repartí para poder hablar del tema. ¡Gracias, Estíbaliz y Charo -entre otras personas- por meterme el gusanillo por Parisiana!
Ellas, en sus artículos “La Parisiana”  https://biblioaecidmadrid.wordpress.com/2015/05/12/la-parisiana/  y“Buscando Parisiana encontramos a Mayrit” https://biblioaecidmadrid.wordpress.com/2015/08/17/buscando-parisiana-encontramos-a-mayrit/ fueron el inicio de la investigación y de mis desv…

LAS SIETE CALLES COMERCIALES MÁS TRANSITADAS DE MADRID

De las diez calles comerciales más transitadas de Madrid, siete están en Madrid y las otras tresen Barcelona. 

¿Cuál de las siete es la número 1 de Madrid? La solución está en el ABC de hoy

http://www.abc.es/local-madrid/20130423/abci-arenal-tramo-comercial-transitado-201304222054.html

Besos y abrazos y ¡feliz Día del Libro!

ASILO DE SANTA CRISTINA II