lunes, 7 de julio de 2014

Pinto, pinto, gorgorito...





Buenos y veraniegos días desde mi Madrid del alma J

Los datos de la Aemet, para las 11 de la maña son los siguientes: 21,5º de temperatura, 49% de humedad y vientecillo de 14 km/h. Para la jornada de hoy se esperan cielos despejados y 25º de máxima.

El Sol se ocultará a la misma hora que ayer, a las 21:48 horas, y con el día tan buen que está previsto, seguro que más de uno y más de dos, aprovechará a fotografiar los bonitos atardeceres de Madrid; y la Luna anda ya por el 65,45% de luminosidad. La luna llena será el sábado que viene.

Vamos con un rapidito resumen de prensa:

Hoy tenemos una noticia que bien podría titularse, crónica de una muerte anunciada: el cine Palacio de la Música, propiedad de la Fundación Caja Madrid.

Pinto, pinto, gorgorito, o Palacio de Música o Casa Encendida. Es la disyuntiva que plantea la fundación. Si abre el Palacio de la Música como auditorio, como se pensó antes de la crisis, tendría que cerrar la Casa Encendida porque no podrían mantener los dos edificios.

Fundación Caja Madrid compró el edificio en 2008 por 28 millones de euros. Cuatro años más tarde, cuando ya llevaba invertidos cuatro millones en las obras de reconversión en auditorio de música, Bankia fue intervenida y se paralizó la rehabilitación.

Change.org lleva recogidas ya 55.000 firmas hasta el momento para evitar que el emblemático cine se convierta en una tienda de moda. Si hasta la fecha no se ha vendido a una firma de moda ha sido porque el edificio tiene el grado máximo de protección.

Pero como siempre, poderoso caballero es don Dinero, y nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa ha tenido a bien, el pasado mes de febrero, a que una marca de moda se instale en el edificio «para general empleo y actividad económica».

Y suma y sigue. La Gran Vía hoy es una enorme franquicia de franquicias: cadenas de comida rápida, de tiendas de moda y de souvenirs. Lejos quedan ya los tiempos de comercios familiares regentados por una, dos y hasta tres generaciones. Pocos supervivientes quedan ya de aquellas época esplendorosa y glamourosa: Grassy, Loewe y Hernando son un claro ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario