Ir al contenido principal

Operación Legazpi





El Ayuntamiento tiene previsto construir un complejo dotacional y de oficinas, una torre de 22 plantas y un centro comercial en el entorno de la plaza de Legazpi.

Vayamos por partes: el centro comercial Madrid Río, se construirá en la margen derecha, entre el manzanares y Antonio López. El proyecto inicial, contemplaba una torre de 27 pisos. Finalmente, el rascacielos no se levantará, para alivio de los vecinos que veían desaparecer sus preciosas vistas al río.

En la margen izquierda se alza el antiguo edificio del mercado de Frutas y Verduras, junto al Matadero. El Ayuntamiento quiere rehabilitarlo y destinarlo a uso dotacional y oficinas. El proyecto incluye, aquí sí, una torre de 22 pisos.

Hay que ver el afán por los rascacielos fuera de lugar. En AZCA están muy bien, pero en Madrid Río y aledaños... es un horror porque la media de altura de los edificios es de 4 a 8 pisos.

A mí me encantan las 4 Torres de la antigua Ciudad deportiva del Real Madrid. Sin embargo, tengo un amigo que vive justo enfrente de las cuatro y se ha quedado sin vistas a la sierra porque la sombra de los rascacielos es larga, muy larga. Desde entonces, cada vez que leo que se va a construir un rascacielos, pienso en los vecinos que tendrán que sufrir las “sombras” de unas torres que se pegan de bofetadas con entorno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

ASILO DE SANTA CRISTINA VIII