jueves, 3 de julio de 2014

El león castrado





Buenas y tormentosas mañanas desde mi Madrid del alma :)

Rondamos los 17,3º de temperatura, la humedad relativa del aire está en un 83% y hay una pequeña brisa de 10 Km/h. Para el día de hoy la Aemet señala que hay un riesgo alto de tormentas, en torno al 80%, esta mañana era del 100%. A propósito de las tormentas, el refranero, que es muy sabio, tiene uno que dice “en julio gran tormenta, mucho espanta pero pronto escampa”. El termómetro marcará hoy hasta 23º

La puesta del Sol será a la misma hora que ayer: a las 21:49 hora. La Luna, lunita, lunera, cascabelera, anda ya por 27,06% de luminosidad.

El ABC de hoy comenta la noticia del león del Congreso de los Diputados, al que le faltan sus atributos masculinos a pesar de tener melena como los machos. Resulta que el Canal Historia se dio cuenta de esto hace dos años y se puso a investigarlo.

Y se creen tanto Canal Historia como el ABC que es un misterio de hace dos años, como si los madrileños no lo hubiéramos sabido mucho antes.

Allá por el mes de noviembre de 1985, sus señorías se percataron. La noticia la recogió el desaparecido periódico municipal Villa de Madrid, que salía dos veces al mes.

Aprovechando esta anécdota, la incluí en la segunda parte de mi libro “Curiosidades y anécdotas de Madrid” (Ediciones La Librería):

«Nuestros señores diputados, elegidos democráticamente por el pueblo español, emplean su tiempo de muy diversas maneras. Cuando a finales de 1985, los leones que presiden la fachada del Congreso de los Diputados fueron bajados de sus pedestales y colocados en el interior del edificio para ser restaurados y limpiados, algunos de los parlamentarios, quizá para relajar las tensiones de la sesión, decidieron echar una ojeadita a los famosos animales dando vueltas a su alrededor. El que más y el que menos, debió observar con disimulo lo que había o no había entre las patas traseras de los animales. Y aquí comenzaron las cábalas sobre el sexo de los felinos, pues quedaron sorprendidos al ver que a uno de ellos le faltaban los atributos correspondientes al sexo masculino.
-«Serán león y leona»- comentaban unos.
-«Imposible»- contestó un diputado canario que por ser veterinario entendía de estas cosas. -«Las hembras no tienen melena».
Y los diputados seguían con sus cábalas.
-«Pues será que uno de ellos está castrado»- comentó un catalán.
Y el diputado canario y veterinario, seguía en sus trece.
-«No puede ser, se le habría caído la melena».
Al final, entre risas y demás comentarios, llegaron a la conclusión de que probablemente al escultor se le debió acabar el material, dejando uno de los leones sin terminar en un lugar que, pensó, se notaría menos.
Ponciano Ponzano realizó los leones con el material obtenido del bronce fundido de los cañones moros capturados por las tropas de O'Donnell y Prim en 1860. Realizados en la Maestranza de Sevilla por encargo de Isabel II, no contó Ponzano con las cábalas de los diputados de un siglo más tarde. A pesar de las dudas actuales, los leones fueron bautizados en su momento con los nombres de Daoiz y Velarde, héroes del Dos de mayo».

Como bien afirma Alberto Tellería, de Madrid,Patrimonio y Ciudadanía, en la noticia de hoy, «los leones son así». Y punto.

Tampoco hay que darle mayor importancia que la mera anécdota en las rutas turísticas para amenizar las explicaciones :)


¡Feliz jueves! Y, como siempre, gracias por leerme :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario