miércoles, 2 de julio de 2014

Libreros.




Entre la Gran Vía y la calle de la Estrella. 

Anteriormente recibió los nombres de la Justa y del Pozo, por el pozo que tenía aquí una mujer llamada Justa, del cual, según la tradición, salieron dos basiliscos que mataron a una joven con su mirada. 

En 1893 cambió su denominación por el de Ceres, diosa romana de la agricultura. 

A finales del siglo XIX y principios del XX la calle tuvo cierta fama por el número de prostitutas que la frecuentaban. 

La calle desapareció en parte con la construcción de la Gran Vía y la nueva vía que sustituyó parcialmente su trazado recibió -por sugerencia de Pío Baroja- el nombre de Libreros, por la gran cantidad de librerías dedicadas a la compraventa de libros usados, cuyos propietarios son descendientes, la mayoría, de Doña Pepita, inventora de este negocio a finales del siglo XIX.

Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.

5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario