miércoles, 16 de octubre de 2013

Plaga del escarabajos del olmo





Como este año no se ha fumigado, las larvas de la galeruca, un pequeño escarabajo, han crecido a sus anchas y ahora, el coleóptero dispone de un exquisito manjar: las hojas de los olmos. Y ya es una auténtica plaga la que se ha extendido por el Parque Lineal del Manzanares y zona sur de la Comunidad de Madrid.

Y suma y sigue. Tanta austeridad y tanto recorte no puede ser bueno. Hace años los olmos de Madrid ya sufrieron la grafiosis y casi los esquilmó y ahora, la galeruca que campa a sus anchas como Pedro por su casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario