sábado, 26 de octubre de 2013

La antigua casa del cura, del cementerio de la Almundena, okupada





Cinco años lleva ocupado el edificio situado junto a la entrada del cementerio de la Almudena, en el número 90 de la avenida de Daroca. Sus “moradores” utilizan las plantas a diversas actividades, así, en el primer piso se organizan los talleres destinados a niños con problemas en el colegio y a inmigrantes; en el segundo se hallan las “aulas” de actividades artísticas como música y grafittis; y en el tercero, el centro de reuniones. Entre otras actividades, organizan fiestas ilegales, como las de Halloween, aprovechando que están junto al cementerio más visitado de Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario