domingo, 20 de octubre de 2013

Y siguen los recortes en la EMT





Los usuarios de las líneas 4, 11, 31, 59, 86, 122, 128, 144 y 174 verán que los autobuses tardan más en llegar. El descenso de viajeros supone bajar el número de vehículos y un tiempo de espera más largo.

Desde 2010 ya lo saben los usuarios de las líneas 9, 20, 27, 29, 30, 36, 38, 39 o 44. Amén de la desaparición de los buhometros, las dos líneas circulares nocturnas y la que unía los campus universitarios.

Los parados no cogen el autobús y los que aún mantienen su trabajo son cada vez menos, lo que se traduce en descenso acusado de viajeros en la EMT. Y al metro le pasa lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada