Ir al contenido principal

Álvarez Gato.



Entre las calles de la Cruz y Núñez de Arce. 

Primero se llamó calle del Gato, por la casa que Juan Álvarez Gato, mayordomo de Isabel la Católica, tenía aquí. 

Otra leyenda cuenta que en este lugar se cazó un gato montés cuya piel se utilizó para fabricar unas botas que el cardenal Cisneros regaló al Gran Capitán y que eran iguales a las de Carlomagno. El problema de estas botas era que todos los gatos se orinaban en ellas por lo que con el tiempo llegaron a tener un olor insoportable. El Gran Capitán terminó regalándoselas a su ayuda de cámara y éste a su vez las vendió a un numismático de París. 

El linaje de los Gato data de la conquista de la ciudad. Se dice que el nombre procede de un hombre que, sin temor a los ataques de los árabes desde la muralla, consiguió treparla con la misma ligereza que un gato, ayudándose de una daga que clavaba en las junturas de las piedras por lo que fue apodado "el gato". A partir de entonces, él y sus descendientes cambiaron su apellido por éste, siendo uno de los grandes linajes madrileños. 

De aquí procede el que los madrileños sean conocidos también como los gatos de Madrid

 La calle pasó posteriormente a denominarse Álvarez Gato, en recuerdo del poeta y mayordomo de Isabel la Católica, Juan Álvarez Gato. 


Del libro “Los nombres de las calles de Madrid”, Isabel Gea.
5ª Edicion - Fecha de la publicación: 14 Mayo 1993
Precio  6.90 €. / Ebook 3.45 €.
Editorial: Ediciones La Librería.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ASILO DE SANTA CRISTINA X

¿Por qué el edificio del Teatro Real tiene forma de ataúd?

El Teatro Real se construyó en el solar del antiguo teatro de los Caños del Peral que fue derribado por su mal estado en 1817. Un año más tarde, comenzó la construcción del nuevo teatro que se prolongó a lo largo de más de treinta años, siendo inaugurado en 1850 por la reina Isabel II. La planta del teatro resultó muy forzada por el solar que ocupaba, lo que había obligado al arquitecto Antonio López Aguado a articular la sala y el escenario de tal manera que quedaron muchos espacios vacíos así como un difícil tránsito a través de las alas y de las cajas de escaleras. Como la entrada por la plaza era de uso exclusivo para la familia real, y el público entraba por la fachada posterior en la plaza de Isabel II, los espectadores se veían obligados a recorrer interminables pasillos y escaleras. Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico señaló que «este edificio [el teatro] tiene la planta mas ingrata que para un edificio de esta clase ha podido elegirse». En cualquier callejero de Madrid…

LAS SIETE CALLES COMERCIALES MÁS TRANSITADAS DE MADRID

De las diez calles comerciales más transitadas de Madrid, siete están en Madrid y las otras tresen Barcelona. 

¿Cuál de las siete es la número 1 de Madrid? La solución está en el ABC de hoy

http://www.abc.es/local-madrid/20130423/abci-arenal-tramo-comercial-transitado-201304222054.html

Besos y abrazos y ¡feliz Día del Libro!