lunes, 28 de octubre de 2013

Se alquila oficina barata en la Gran Vía





A lo largo de la Gran Vía los carteles de “Se alquila” proliferan en los emblemáticos edificios. La crisis ha obligado a bajar los precios incluso hasta un 50%. Pero aun así no se alquilan todas las oficinas. ¿Los motivos? Son varios, entre ellos:

-          Las grandes empresas que no pueden instalarse en oficinas de menos de 600 metros cuadrados y prefieren hacerlo en zonas más “empresariales” como Arturo Soria, San Blas, o los Pau’s de la zona norte de Madrid. Otras, sin embargo, prefieren zonas más cotizadas como el paseo de la Castellana, Azca o la Milla de Oro.

-          El problema del aparcamiento influye y mucho. Cuando se construyó la Gran Vía, pocos edificios tuvieron visión de futuro construyendo aparcamientos en los sótanos.

Y mientras, la Gran Vía vive una transformación lenta pero imparable, además de las oficinas desocupadas, cada vez son más los locales cerrados que, con el cartel de venta o alquiler, esperan a que lleguen nuevos tiempos. Los cines de antaño dejaron paso a las tiendas de ropa de marca y a cadenas de comida de rápida. Desaparecieron Tapicerías Peña o Aldao, las cafeterías Zahara y Manila, pero perduran Loewe y Grassy, Joyería Sanz, Chicote, entre otros.

Y no me extiendo más porque estoy añadiendo cosas de mi propia cosecha que no vienen en la noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario