lunes, 21 de octubre de 2013

Soy el farolero de la Puerta del Sol...





Buenos días desde mi Madrid del alma :)

Tenemos cielos con calima, 15,7º, 68% de humedad y viento del Noroeste de 3 km/h, según la Aemet a las 12 del mediodía.

La Luna, que fue llena el sábado, comienza ahora su lento recorte y en fase incipiente menguante saldrá a las 21,08 horas y desaparecerá a las 10,54 horas de mañana. El ocaso del Sol será a las 19,29 horas.

Hoy, festividad de los santos Aquilino, Modesto, Celina, Úrsula, Viator e Hilarión (el de la Verbena de la Paloma) felicitamos a todos los que así se llamen.

Vamos con el resumen de prensa de hoy con una canción infantil:

«Soy el farolero de la Puerta del Sol
subo la escalera y enciendo el farol.
A la medianoche me puse a contar
y todas la cuentas me salieron mal.
Dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis
seis y dos son ocho, y ocho dieciséis».

Pues anda que si ahora los faroleros tienen que contar las farolas... Según leo en El Mundo en Orbyt, son 230.000 las que hay y 500 trabajadores se encargan de ellas junto con los 2.800 semáforos y las 566 fuente ornamentales.

Nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa de Madrid, doña Ana Botella, está preparando el borrador del concurso para adjudicar las instalaciones y el suministro de energía en las vías públicas: alumbrado, semáforos, fuentes ornamentales y galerías.

Y como ofrece un presupuesto máximo de 97,8 millones de euros anuales durante ocho años y prorrogables a 10, ya sabemos lo que va a pasar, visto lo visto con la limpieza de las calles: reducción de personal en primera instancia y, después, bombilla que se funda, bombilla que no se repondrá porque la condición para las empresas adjudicatarias es que asuman el coste de la luz.

Los 500 faroleros, semaforeros y fontaneros son ahora los que ven peligrar sus puestos de trabajo.

Y suma y sigue...

Al final, volveremos a los tiempos de Felipe II, cuando se obligaba a los madrileños a encender la farolita de su casa sobre el portal. Y si no, al tiempo. Y no digo más porque como me lea Ana Botella o su amplísimo equipo de asesores recoge la idea fijo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario