jueves, 24 de octubre de 2013

¡Llegan los parquímetros inteligentes!




        
A partir del mes que viene, que está ya a la vuelta de la esquina, los primeros parquímetros inteligentes -en el barrio de los Jerónimos-  cobrarán en función de la antigüedad del coche. Habrá que introducir la matrícula mediante un teclado alfanumérico y el poste de los tiques, en conexión directa y permanente con las bases de datos oficiales, cobrará más a los coches antiguos, los más contaminantes. O sea, con la excusa de conseguir una mejor calidad del aire que respiramos, se penalizará a los coches más antiguos porque contaminan.

Se podrá pagar con tarjeta o con dispositivos móviles, pero no todo es tan perfecto: e inconveniente es que no devuelven cambio. O sea, el parquímetro es inteligente por triplicado: recaudación pura y dura por aparcar en la vía los coches que no contamina, cobrar más a los vehículos contaminantes y no devolver cambio. ¡Qué bien se lo monta el Ayuntamiento!

Pero, por una vez, no hay que echarle la culpa a nuestra querida y nunca bien ponderada alcaldesa de Madrid: la idea la dejó ya aprobada el anterior alcalde, el señor Ruiz-Gallardón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario