martes, 29 de octubre de 2013

Morirse en Madrid, la ciudad más cara de España





Noticia recurrente de todos los años por estas fechas, claro: 3.200€ la cremación y 3.500 el nicho, o sea 382.435 y 582.351 pesetas, respectivamente. ¡Carísimo! ¡Menudo legado para los herederos!

Y ninguna de las 34 empresas funerarias tiene catálogos de precios por internet. Cuando murió mi Chispi, yo sí pude elegir entre el catálogo la cajita para guardar las cenizas y sus precios. Y Para colmo de males, cada hospital tiene una sola empresa que ofrezca estos servicios, con lo cual, los precios abusivos están garantizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada